La pérdida de audición es una realidad para muchas personas, y encontrar la solución adecuada puede marcar la diferencia en su calidad de vida. Dos opciones comunes son los audífonos y los amplificadores auditivos, cada uno con sus propias características y beneficios. En este artículo, exploraremos las diferencias entre ambos y destacaremos por qué los audífonos son una elección crucial para aquellos que sufren pérdida auditiva.

Es importante, así mismo, destacar que numerosos usuarios de amplificadores, que llegan a ellos por su precio y por la facilidad de comprarlos por internet, terminen acudiendo a un audioprotesista para adaptarse audífonos y que, durante este proceso, hayan perdido audición y, con ello, posibilidades de utilizar audífonos más pequeños y discretos

Audífonos vs Amplificadores Auditivos: Diferencias


Tecnología de Procesamiento del sonido:

  • Audífonos: Utilizan tecnología avanzada para procesar y ajustar señales específicas, adaptándose a las necesidades auditivas individuales. Procesan el sonido de manera digital, aumentando sólo aquellos sonidos que necesitan ser amplificados a un nivel audible y sin molestias para el usuario.
  • Amplificadores Auditivos: Simplemente amplifican todos los sonidos, sin un procesamiento personalizado. Su funcionamientos es como el de un altavoz

Ajuste personalizado:

  • Audífonos: Deben ser ajustados por un profesional para adaptarse a las características únicas de la pérdida auditiva de cada persona. Para ello, las pruebas auditivas son imprescindibles para conocer la situación de cada persona, su tipo y cantidad de pérdida y poder corregir las deficiencias con total garantía.
  • Amplificadores Auditivos: Ofrecen menos personalización y pueden no abordar eficazmente ciertos problemas auditivos. Además, su uso indiscriminado puede terminar dañando el oído y los restos auditivos


Diseño y Comodidad:

  • Audífonos: Disponibles en una variedad de estilos, desde modelos discretos hasta opciones más visibles, diseñados para adaptarse a las preferencias estéticas y de comodidad del usuario. Se personalizan también según la forma del conducto del usuario y se tienen en cuenta parámetros como ventilación necesaria y materiales con los que se fabrican.
  • Amplificadores Auditivos: Tienden a ser más grandes y menos discretos, lo que puede afectar la comodidad y la aceptación social. La sensación sonora es de peor calidad y pueden presentar problemas de autofonía (oír su propia voz) y oclusión (sonido redundante)

Supresión de Ruido y Feedback:

  • Audífonos: Incorporan características para reducir el ruido no deseado y prevenir el feedback, mejorando la claridad del sonido. Esto significa que el audífono no tiene los molestos pitidos que si tenían los modelos más antiguos o analógicos.
  • Amplificadores Auditivos: Experimentan problemas de retroalimentación y no ofrecen una supresión efectiva del ruido.

Adaptación a Entornos Variables:

  • Audífonos: Algunos modelos pueden ajustarse automáticamente a diferentes entornos, optimizando la experiencia auditiva en situaciones diversas.
  • Amplificadores Auditivos: Tienen limitaciones en la adaptabilidad a cambios en el entorno sonoro.


¿Por Qué Elegir Audífonos para la Pérdida Auditiva?


La elección de audífonos sobre amplificadores auditivos es crucial por varias razones:

Mayor Personalización:

Los audífonos se pueden ajustar precisamente para abordar las necesidades auditivas específicas de cada persona.


Tecnología más Avanzada:

La tecnología de procesamiento del sonido en audífonos permite una experiencia auditiva más natural y cómoda.

Mejor Estética y Comodidad:

La variedad de estilos de audífonos permite a los usuarios elegir opciones que se adapten a sus preferencias estéticas y necesidades de comodidad.


Reducción Efectiva de Ruido y Feedback:

Los audífonos ofrecen mejores capacidades para reducir el ruido no deseado y prevenir problemas de retroalimentación.


Mucho mejor Adaptabilidad a Entornos Variables:

Algunos audífonos se ajustan automáticamente a diferentes entornos, garantizando una experiencia auditiva óptima en cualquier situación.

En este comunicado de la Agencia Española del Medicamento, que pueden leer en su totalidad bajo estas líneas, se hace referencia a estos dispositivos que no sólo no pueden ser considerando audífonos, sino que «desaconseja la adquisición de amplificadores de sonido con el fin de compensar pérdidas auditivas.»


También la OCU, en este interesante artículo, aborda las diferencias entre ambos tipos de dispositivos.

En conclusión, la elección entre audífonos y amplificadores auditivos es una decisión importante que afecta directamente la calidad de vida de quienes experimentan pérdida auditiva. La personalización, la tecnología avanzada y la adaptabilidad hacen de los audífonos la opción preferida para muchos, ofreciendo una solución completa y efectiva para mejorar la audición y la conexión con el entorno sonoro.

Share This

Share this post with your friends!

× Mándanos un Whatsapp